Hoy os voy a contar una bonita historia de amor.

En los antiguos libros del reino, se define a Cierva Blanca, como una mujer que tiene el alma muy pura, por esa razón la naturaleza la regaló su belleza, pero este regalo traía una condición y era que se tenía que transformar en cierva cuando pisaba el bosque.
Cuando el apuesto Rey de los Elfos se enamoró de ella, la llevó a dar un romántico paseo a la luz de la luna, esa noche ella brillaba con su luz interior, los dos caminaban hablando sin parar, sin darse cuenta de, plobbb!!! Ya habían llegado al bosque y ella se transformó, el no la dejó marchar y pidió consejo a su buena amiga Mandarina (una pequeña hada del bosque) que sin dudarlo le aconsejó llevarla a un reino mágico llamado Magnoliogus.

Un reino lleno de magia y flores donde ella no se transformaría y estaría rodeada de margaritas y girasoles que tanto la gustaban; y en ese reino fue donde nació Ciervina una bella y simpática danzarina de ojos verdes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: